La cirugía de mínima invasión permite realizar procedimientos quirúrgicos de forma mucho menos traumática para el paciente. En medicina humana se considera como el tratamiento de elección en infinidad de patologías y hay un constante desarrollo y estudio de nuevas técnicas. De esta manera, en la medicina veterinaria recientemente se ha empezado a introducir la cirugía de mínima invasión para el tratamiento de nuestros pacientes, para conseguir así mejores resultados.

En definitiva, la mínima invasión empieza a estar más y más presente en el día a día de los centros y clínicas de referencia veterinaria.

Pero, ¿qué es la mínima invasión?

En la mínima invasión, a diferencia de la cirugía convencional, se utilizan aparatos tales como cámaras, fluoroscopios (rayos X) junto con instrumentos específicos para cada intervención para realizar infinidad de distintos procedimientos en los que destacan la laparoscopia, artroscopia, toracoscopia, cistoscopia, radiografía intervencionista…). De esta manera, la cirugía se realiza sin tener que hacer grandes incisiones ya que a través de pequeñas incisiones (de entre 3mm hasta 1cm) se consigue realizar la cirugía.

¿Y cuáles son los beneficios de la mínima invasión?

Las ventajas de la cirugía de mínima invasión son muchas, pero las más destacables las mencionamos a continuación:

  • Una recuperación más rápida. El reducido tamaño de incisiones y menor alteración del metabolismo y la función inmunitaria se traduce en una aceleración de la recuperación
  • Hospitalizaciones más cortas. Muchos pacientes en los que se ha realizado un procedimiento de mínima invasión requieren un menor tiempo de hospitalización posquirúrgico que si se hubiera realizado el procedimiento por cirugía convencional.
  • Cicatriz de menor tamaño. En la mayoría de las intervenciones la cicatriz queda prácticamente ilocalizable tras su curación.
  • Menor dolor. Al ser procedimientos menos invasivos, generalmente generan menor dolor posquirúrgico.
  • Menor requerimiento de anestesia. Puesto que la mayoría de procedimientos son menos dolorosos, es necesaria una menor dosis de anestésicos para mantener al paciente en un plano anestésico y nociceptivo adecuado.

Nuestra recomendación…

Por todos estos motivos en el Hospital Veterinari Santa Susanna apostamos por la mínima invasión y ofrecemos una amplia variedad de servicios y procedimientos para ayudar a todos nuestros pacientes de la manera más conveniente para ellos.

¿Quieres más información? No dudes en ponerte en contacto con nosotros y te informamos sin compromiso.