Ya tenemos la Navidad aquí, sin ninguna duda una de las mejores épocas del año. Arboles decorados en todas las casas, luces en las calles y regalos, muchos regalos…

Los niños y niñas suelen pedir a los reyes magos, pelotas, muñecas, bicicletas y entre muchos otros regalos, siempre piden un animal de compañía. Es por esto, que hoy os queremos hablar sobre si es mejor comprar o adoptar a una mascota.

¿Qué es lo primero que tenemos que tener claro?

Primero de todo, tenemos que tener claro, que un animal de compañía no es un juguete, el hecho de tener un animal tiene que ser una decisión muy meditada, ya que este perro o gato nos acompañará durante los próximos 10 o 15 años de vida y tenemos que estar dispuestos a darle la mejor vida y trato posible.

A parte, también tenemos que ser conscientes, que un animal comporta muchas responsabilidades, ya que se tiene que tener cuidado de su estado de salud, alimentarlo correctamente, vacunarlo, lavarlo, sacarlo a pasear…

Otro punto muy importante, es meditar la raza de perro o gato que se adopté mejor a nuestras necesidades y características, por ejemplo, si tenemos un piso muy pequeño, será mejor que nos fijemos en perros de raza pequeña o mediana.

Una vez tengamos clara la raza de perro que queremos, lo primero que tenemos que pensar es: ¿Qué es mejor? ¿Adoptar o comprar?

 

¿Por qué comprar un animal?

Las principales ventajas de comprar un perro son:

  • Puedes escoger la raza que quieras y asegurarte que este tenga pedigrí.
  • Cuando te lo lleves a casa, será un cachorro y esto facilitará la rápida adaptación del perro en su nuevo hogar.

Las principales desventajas de comprar un perro son:

  • Comprar un perro, suele ser un gasto muy elevado. Las razas más exclusivas pueden llegar a tener un precio desorbitado.
  • Con tu compra, estarás fomentado las “fábricas de perros” y el hecho de que obliguen a varios animales a tener descendencia durante toda su vida para después apartarlos de ellos.

Si lo que tenemos en mente es un perro de una raza muy concreta y lo tenemos muy claro, la mejor opción es comprarlo. Sin embargo, si lo que queremos es un compañero que nos acompañe y nos haga la vida más feliz, siempre podremos adoptar a uno, y de esta manera darle una segunda oportunidad a un perro abandonado o maltratado.

¿Por qué adoptar a un perro?

Las principales ventajas de adoptar a un perro, son:

  • Con la adopción, estarás dándoles otra oportunidad y salvando la vida de un perro.
  • Normalmente los perros que están en adopción, suelen estar adiestrados, por lo que sólo tendremos que aprender a comunicarnos con ellos y darles la confianza suficiente para que se acerquen a nosotros.
  • El gasto de adoptar a un perro es muy inferior al de comprarlo.
  • Cuando adoptas a un perro, normalmente te lo entregan con las vacunas al día y esterilizado.

La adopción presenta muchos puntos positivos, no obstante, hay una seria de contras o características que tenemos que tener muy claras.

  • Al tratarse de perros abandonados o maltratados, puede ser que adoptes a uno que tenga un trauma, lo que supondrá, que al principio tengas que tener mucha paciencia y mostrarle mucho afecto con tal de que se vaya adaptando correctamente a su nuevo hogar.
  • Normalmente en las perreras no suelen haber muchos cachorros, por tanto, si lo que estás es un cachorro, es posible que te cueste encontrarlo en una perrera.
  • Al adoptar a un perro, tenemos que tener claro, que estos, pueden sufrir distintas enfermedades o problema.

 

Adoptar a un perro es un de acto de solidaridad y responsabilidad, ya que hay muchos animales que están esperando una segunda oportunidad para ser queridos y cuidados en una familia responsable i afectuosa.

A menudo al adoptar a un animal de compañía, ya sea un gato o un perro, no sabremos responder  de qué raza es y no tendremos ni idea de dónde proviene, pero al final esto no importa demasiado. Lo más importante es tener un animal de compañía que nos quiera y nos haga la vida más feliz.

Ahora que es Navidad, es muy importante recordar, que un animal de compañía, como ya hemos dicho al principio, no es un juguete y no puede ser fruto del capricho de un niño o niña. El hecho de tener un animal de compañía tiene que ser una decisión muy meditada y consensuada con toda la familia.

Si tienes cualquier tipo de pregunta sobre si es mejor comprar o adoptar a una mascota, no dudes en visitar nuestro Hospital Veterinario, allí nuestros profesionales te asesorarán y aconsejarán a la hora de tomar la decisión que mejor se adapte a tus características.