Actualmente salvo excepciones, nuestros perros no hacen el ejercicio que debieran. Ante esta falta de ejercicio el equilibrio entre la energía que proporciona la comida , y la que se consume, no siempre existe y el cuerpo exige quemar calorías, por lo que el perro encuentra en la carrera una manera de hacerlo.