Cortar la uñas de los gatos es el último recurso. No es aconsejable la ablación quirúrgica de uñas, incluso muchos expertos lo desaconsejan. Recomendamos que tengan un rascador para que afilen sus uñas.