Seguramente os habréis dado cuenta de que con la llegada de la primavera y las buenas temperaturas, también ha vuelto la tan molesta muda

Parece que por mucho que cepillamos a nuestras mascotas, no paran de sacar pelo.

En algunas razas la pérdida de pelo es continúa, pero ahora es mucho más notable.

Aun sabiendo que es un proceso fisiológico, muchos propietarios vienen a consultarnos sobre la muda, y nos piden servicios veterinarios. Es por esta razón que hemos querido hacer este artículo para daros algunos consejos prácticos.

Cómo disminuir la pérdida de pelo en gatos y perros

A continuación detallamos algunos pequeños consejos para mejorar de manera importante la pérdida de pelo en el animal:

  • Hay que cepillarlos más a menudo. Con pases cortos primero, de manera suave, y luego a contrapelo con un cepillo adecuado a su tipo de pelaje.
    Si no tienes muy claro qué material usar, puedes consultar a nuestro personal y te aconsejarán sobre nuestros productos y servicios veterinarios.
  • Un baño (en el caso de los perros) puede acelerar el proceso. Aconsejamos que se realice en la peluquería, sobre todo en perros con presencia de subpelo, ya que los profesionales cuentan con los utensilios adecuados para eliminar todo el pelo muerto.
    Además disponen de secadores de gran potencia y de champús de alta calidad que se adaptan a cada tipo de pelaje.
  • Alimentación de alta gama. Una buena alimentación, y de calidad, aportará todos los nutrientes necesarios para mantener la piel y el pelo en buenas condiciones.
  • Suplementación con ácidos grasos esenciales. Esta puede ser por vía oral o bien en pipetas. Ayudan a que la muda se haga de manera correcta.
    El pelo nuevo tendrá mejor aspecto y la piel estará más sana y sin seborrea.

Tener una mascota conlleva una actitud de total responsabilidad y respeto. Es por eso que antes de comprar o adoptar un animal debemos tener en cuenta varios aspectos.

Para concluir, desde Hospital Veterinario, le recomendamos que si su mascota presenta picor, lesiones en la piel, caspa, mal olor, zonas sin pelo, etc, acuda a su centro de servicios veterinarios.

La muda por sí misma no causa estos síntomas y, por tanto, podría estar sufriendo una enfermedad dermatológica o sistémica.