La conducta exploratoria natural de los cachorros hace que busquen cosas nuevas que hacer, con qué jugar, y en ocasiones hasta destrozar objetos que no siempre son sus juguetes. A esto se le añade la necesidad de algunos cachorros de morder para aliviar las molestias del cambio de dentición. Por este motivo, en tu centro veterinario te ayudaran a encontrar los juguetes indicados para el cuidado de tu perro.

Además de justificarlos, debemos reconducir esta conducta para que utilicen sus juguetes, y que sean adecuados y seguros. Su tendencia a coger las zapatillas, ropa interior u objetos personales de sus guías, nos hace pensar que prefieren objetos  que le recuerden a su familia humana. Por lo tanto, una recomendación muy sencilla sería que nosotros toquemos y juguemos también con sus juguetes para que cojan nuestro olor, y les resulte más agradable.

Desde Hospital Veterinario te recomendamos mirar por su seguridad y elegir juguetes adecuados, que no puedan destrozar fácilmente y sobretodo que no puedan ingerir o sufrir accidentes.

Hay marcas de juguetes que son más resistentes, y que incluso se puede poner comida en su interior o alrededor para fomentar su uso y entretenimiento.

Tipos de juguetes para perros

A continuación te detallamos algunos de los juguetes para perros disponibles en tu centro veterinario. Debemos tener en cuenta que hay juguetes con funcionalidades diferentes:

  • Juguetes para interactuar con las personas, como las pelotas, los frisbies, etc., que necesitan que alguien lo lance para que sea divertido.
  • Juguetes para morder, como los huesos de piel prensada, de material de caucho duro, etc., de forma que lo utilizan ellos solos sin ayuda de nadie.
  • Juguetes de desarrollo cognitivo; los hay para jugar solos, por ejemplo aquellos que deben pensar como extraer la comida que hemos escondido dentro, e incluso pueden morderlo mientras tanto. Les entretiene mucho.
  • Juguetes interactivos, los hay de varios niveles, que requieren la participación del guía para enseñarles, pero aun así, emplean mucha energía pensando cómo resolverlos. Muchas veces requieren también el entrenamiento previo del guía para que pueda enseñar correctamente al perro, con técnicas específicas.

Cuidado para perros en tu centro veterinario

Mucho cuidado en no confundir los destrozos que puedan hacer los perros por aburrimiento con ansiedad por separación. En ocasiones puede parecer lo mismo porque encontramos cosas rotas cuando se queda solo, pero no tiene nada que ver, ni el origen que lo ocasiona ni el tratamiento. Si es el caso de vuestro perro, debéis consultar con vuestro centro veterinario especialista en etología para llegar a un buen diagnóstico y poder pautar la solución adecuada.

Los destrozos no dejan de ser síntomas de que algo está ocurriendo en nuestro perro. No lo hacen por venganza por quedarse solos. Consulta con tu veterinario etólogo de confianza.