La Leishmaniosis canina es una de las enfermedades de perros parasitarias graves, e incluso mortal, provocada por un parásito denominado Leishmaniosis. En perros se pueden encontrar de dos tipos: cutánea o visceral.

La infección surge cuando los mosquitos hacen de portadores de los parásitos de un perro a otro a través de una picadura. Si son animales débiles o más susceptibles la infección se propaga de forma rápida  a los ganglios linfáticos, médula ósea y bazo.

Debido a la fácil propagación de la leishmaniosis, desde tu centro hospital veterinario especializado en cuidados de mascotas, se recomienda la prevención como arma más eficaz contra su lucha.

¿Cuáles son los síntomas de la leishmaniosis?

Los primeros síntomas de la leishmaniosis en los perros pueden aparecer entre un mes a varios años.

En los perros, generalmente los primeros síntomas son cutáneos. Cuando la enfermedad está más avanzada nos encontramos que el fallo renal es la causa más común de fallecimiento.

La Leishmaniosis canina puede ser transmitida a los seres humanos, aunque en este caso no suele ser tan grave. Cabe decir que no existe la posibilidad directa de contagio de un perro a una persona. El camino de infección siempre ha de ser a través del mosquito que transporta al parásito.

Dependiendo del tipo de enfermedad, si es cutánea o visceral, los síntomas son diferentes.

Cutánea: afecta directamente a la piel:

  • Hiperqueratosis: lo más habitual en estos casos es la excesiva descamación epidérmica con engrosamiento, despigmentación y las grietas del hocico.
  • Alopecia: el pelo se vuelve seco y pérdida considerable de cabello en orejas y alrededor de los ojos.
  • Nódulos intradérmicos: úlceras que generalmente se observan en la superficie de la piel.
  • Uñas frágiles 

Visceral: afecta a órganos internos:

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Pérdida de peso y apetito
  • Sangrado por la nariz
  • Intolerancia a actividad física

En Hospital Veterinario Santa Susanna disponemos de veterinarios especialistas para el tratamiento de ambos tipos de leishmaniosis canina.

¿Cómo prevenir la Leishmaniosis canina?

El cuidado de nuestro perro es importante tanto para curar enfermedades como para prevenirlas.

En algunos hospitales veterinarios de forma rutinaria se realiza un control anual mediante unos kits rápidos utilizando la sangre para detectar de forma rápida el posible contagio y poder subsanarlo cuanto antes.

Desde el Hospital Veterinario Santa Susanna velamos por el cuidado de las mascotas y que estén siempre controlados de todo tipo de enfermedades y parásitos externos.

Si en algún caso creen que su perro o mascota puede padecer algún tipo de enfermedad póngase en contacto con su hospital veterinario para poder actuar de la forma más eficaz.