Consejos para disfrutar de la verbena de San Juan con tu pequeñín

¿Miedo a los petardos? Temblar, babear, esconderse, lloriquear, rascar puertas, huir, no comer… Estos son algunos de los signos que podemos ver en perros o gatos que sufren ansiedad y estrés por el miedo a los ruidos fuertes e impredecibles como el de los petardos.

Nosotros siempre recomendamos que, desde que son cachorros, tengan oportunidad de habituarse a este tipo de ruidos para que no lo consideren como peligroso cuando son adultos, y así, evitarles posibles miedos y fobias futuras. En el caso que nuestro perro o gato ya sufra este tipo de miedos o fobias, te recomendamos que consultes a un etólogo. Te dará las pautas para poder aplicar una terapia de desensibilización progresiva que permitirá que tu pequeñín supere la fobia.

Para conseguirla, necesitamos mucho tiempo. Cuando no disponemos de este tiempo, y se acerca el día de la verbena, te recomendamos que sigas estos consejos:

  • Nunca lo pasees suelto si hay riesgo de escuchar algún petardo. Huir es una de las primeras reacciones que podemos ver en animales con miedo.
  • Pueden y deben pasear previamente pero siempre atados y correctamente identificados con microchip y chapa identificativa. A ser posible por zonas tranquilas.
  • Si el perro o gato ha escogido un lugar en concreto para esconderse en casa durante esa situación de pánico, no lo saques a la fuerza si es un lugar seguro y no hay riesgo de daño físico. Es preferible que allí se quede.
  • Vigílalo siempre que sea posible para evitar que se lesione.
  • Si no es posible, mentenlo en una habitación libre de peligros, con sus juguetes, comida, ropa u objetos que huelan a ti, y un lugar donde esconderse. Preferiblemente déjalo a oscuras, le será más fácil para relajarse.
  • Debe sentir tu presencia y tranquilidad. Si te nota nervioso o preocupado, no lograrás que se tranquilice. Recuerda que eres su referencia, también para estos momentos.

Medicamentos especializados

Además, existen en el mercado varias opciones de tratamiento para ayudarles a pasar mejor este momento tan estresante. Tu veterinario te aconsejará los productos más adecuados para cada caso y cada animal, teniendo en cuenta su estado de salud.

Existen productos nutracéuticos, es decir, que no son medicamentos, compuestos a base de triptófano. Estos, aumentan los niveles de serotonina (hormona antiestrés) de forma natural, ayudando así a gestionar mejor cualquier problema o miedo. Se recomienda administrarlo con unos días de antelación (o semanas en casos más graves) al día de la verbena.

Si existe riesgo de que el perro o gato se lesione por la situación de pánico que le produce la fobia a los petardos, se le puede aplicar un gel con efecto ansiolítico que consigue actuar más rápidamente y mantenerlo más tranquilo durante dos o tres horas (puede repetirse hasta en 5 ocasiones si es necesario). Este medicamento es un ansiolítico, y no un sedante. Actúa rápidamente, y carece de efectos alucinógenos. Este siempre debe ir con receta veterinaria.

Si tu pequeñín sufre una fobia a los petardos, ven al Hospital Veterinari Santa Susanna ¡te ayudaremos a que todos paséis una buena y tranquila verbena!

 

Artículo publicado por la veterinaria Carme Zuriaga.