¿Quieres conocer algunas curiosidades, o información sobre gatos domésticos?

Es muy importante conocer qué animal tenemos en casa para ser responsables y poder ofrecerle y cubrir todas sus necesidades.

Los gatos son animales territoriales, y distribuyen su propio espacio en varias áreas según su función.

Así lo hacen en la naturaleza, y así debemos respetarlo en casa también.

De otra forma estaríamos creando una situación de estrés crónico. Con lo que no estaríamos teniendo en cuenta los cuidados del gato.

Hábitos y comportamientos de los gatos

Los gatos domésticos necesitan un área de alimentación, es decir, un lugar limpio y de fácil acceso donde colocaremos su comedero y bebedero.

Estos deben mantenerse siempre limpios, y cambiar el agua con regularidad.

Incluso si el gato se resiste a beber agua, se puede intentar ofrecerla a través de fuentes pequeñas destinadas a tal efecto (pregunta a tu veterinario o tienda de confianza).

En cuanto a la alimentación, deja que tu veterinario te aconseje sobre lo mejor para tu gato. La edad, hábitos, o posibles enfermedades son aspectos que habrá que valorar.

Los gatos tienen la costumbre, por naturaleza, de comer pocas cantidades pero muy frecuentemente.

Siempre y cuando no padezca ninguna enfermedad o tu veterinario te aconseje lo contrario, deberemos respetar esta condición.

Se aconseja combinar el pienso de gama alta con mouse o pouch.

Es aconsejable que este último se encuentre a temperatura ambiente. Nunca frío de la nevera, para que se asemeje más a la temperatura corporal de una presa.

Área higiénica: comportamiento felino

En todos los aspectos, existe información sobre gatos que debemos saber, antes de tratar con uno, o varios.

Ya que, aunque pueda parecer una tontería, respetar todos los espacios y comportamientos del gato, será fundamental para su salud.

Otro espacio completamente diferente y alejado será el área de eliminación, donde colocaremos su bandeja con la arena.

Ésta debe situarse en una zona tranquila de la casa, íntima, pero donde el gato pueda tener fácil acceso durante las 24 horas del día.

Debemos mantener la bandeja siempre limpia, retirar a diario los excrementos y limpiarla en profundidad semanalmente.

Esta bandeja nunca debe situarse en la misma habitación que la comida.

De lo contrario, es posible que en algún momento de su vida le afecte de tal forma que, si huele la bandeja, no comerá en su plato.

O al contrario, comerá y empezará a hacer sus necesidades por toda la casa menos en su sitio.

Esta situación además puede crear un estrés crónico importante que puede incluso desencadenar diferentes patologías graves en el gato.

Por ejemplo obstrucción de vías urinarias, o afectación el en hígado con una lipidosis hepática.

En el caso que tengas más de un gato en casa, se aconseja colocar un número más de bandejas sanitarias que el número de gatos.

Por ejemplo, si tienes dos gatos, se aconseja disponer de tres bandejas. Si los gatos se llevan bien entre ellos, éstas pueden estar en la misma zona, ligeramente separadas.

Espacio de juegos y rascado

Los gatos arañan y rascan, es una conducta completamente natural en ellos.

Por ello debemos admitirlo y nunca regañarles por algo que es normal por naturaleza, por mucho que nos moleste a los humanos.

Les sirve tanto para afilar y desprenderse de la capa de queratina de las uñas, como para estirar todo su cuerpo, incluso como marcaje territorial.

Lo que debemos hacer es facilitarles el mejor lugar para rascar, suministrándoles un rascador fijo.

Mejor que no sea móvil o inestable porque podrían cogerle miedo.

A ser posible de poste/s y con varias alturas, para que se pueda subir y controlar el resto de su territorio desde arriba.

Se recomienda colocarlo en el lugar de la casa donde los propietarios pasen la mayor parte del tiempo, que en la mayoría de los casos suele ser en el salón/comedor.

Y si está al lado de un balcón o ventana mucho mejor, para que pueda entretenerse mirando hacia el exterior (siempre previniendo cualquier tipo de accidente).

Actualmente existe un producto específico con feromonas naturales de los gatos para fomentar el rascado en sus rascadores.

De esta manera se consigue también evitar que arañen cualquier otra superficie, como el sofá o las cortinas.

Se trata del producto llamado Feliscratch®. Pide información sobre el producto en Hospital Veterinari.

Comportamiento felino: hora del descanso

Finalmente, el área de descanso siempre la eligen ellos.

Cuando haga calor elegirán el lugar más fresquito de la casa, y cuando haga frio se dormirán debajo de una manta, o al lado del radiador.

No podemos ni debemos imponerles dónde dormir, a no ser que sea puntualmente y por su bien o protección por causas ajenas al gato.

Debemos interactuar con ellos tanto para el juego, como para la higiene diaria como es el cepillado.

Se recomienda estimular el juego para fomentar su ejercicio y evitar el sedentarismo.

De hecho, se aconseja utilizar un tipo de comedero especial, siempre y cuando su condición física lo permita.

De esta forma el gato tendrá que sacar poco a poco la comida con la pata, o a través de un juguete (una pelota con agujeros, por ejemplo).

Con esto conseguimos ayudarle a cumplir uno de los comportamientos naturales de necesidad, que consiste en emplear gran parte de su tiempo en buscar la comida.

Otras necesidades del gato pueden ser alimentarse de plantas. Cosa que suele provocar el vómito del animal.

Para ello existen cajitas de césped especialmente indicadas para el alimento del gato.

Aun y así, te damos algunas indicaciones a tener en cuenta si tu gato también mordisquea las plantas que encuentra por casa.

Toda esta información sobre gatos debe servirte como guía en el cuidado de éstos.

Pero para cualquier comportamiento extraño o anomalía que percibas, será mejor que puedas contar con un buen especialista.

Finalmente, si tienes cualquier duda, sobre éste o cualquier otro tema, ¡consúltanos sin ningún tipo de compromiso!