Nos hemos adentrado en la primavera, y con ella en la época más temida por los que sufrimos alergias.

Los perros, al igual que los humanos, también las sufren.

Aunque, al ser otra especie, hay aspectos de la patología y de los síntomas que son diferentes a los de la alergia humana.

Esto hace que muchos de nuestros clientes acudan a su hospital veterinario, extrañados, para preguntarnos sobre el tema.

La alergia en perros

En la especie humana, los alérgenos penetran en el organismo por inhalación o por vía conjuntival (por eso presentamos estornudos, conjuntivitis, etc,…).

En cambio, en el perro pasan mayoritariamente por vía percutánea.

Es decir, el alérgeno (el polen, en este caso) se deposita en el suelo y genera una respuesta inflamatoria a través de la piel que llega hasta la sangre.

Esto ocurre porque los perros alérgicos ambientales (atópicos) presentan alteraciones en la piel que permiten este fenómeno.

Esto hace también que estén predispuestos a las infecciones bacterianas y por levaduras.

Así pues, muchas veces, las zonas más afectadas en estos animales son la barriga, ingles, axilas y entre los dedos.

Estas son las zonas que contactan con el suelo, y por tanto con los alérgenos, cuando el animal descansa.

Pero también las orejas (si son perros de orejas erectas) y toda la zona facial, que es la parte que contacta con el aire que lleva el polen.

Y sólo hay perros alérgicos al polen?

La respuesta es no!

Los perros atópicos pueden ser alérgicos ambientales al exterior (pólenes de árboles, gramíneas y malezas) o al interior (ácaros del polvo, ácaros de almacenamiento y hongos).

También suelen tener predisposición a tener alergia a la picadura de la pulga y alergia alimentaria asociada.

Es por esta razón que en estos perros se recomienda controlar el mayor número de factores.

Es decir, controlar durante todo el año las pulgas, dar una dieta especial, bañarse frecuentemente con champús específicos…

Esto nos ayudará a limitar el tiempo que el alérgeno pasa en contacto con la piel y calmar el picor.

Finalmente, lo más adecuado, será realizar un tratamiento específico para su tipo de alergia (vacunas contra la alergia o fármacos para evitar el picor).

Si piensas que tu perro puede tener tendencia a la atopia, conviene que sea valorado por el especialista.

Nosotros, como hospital veterinario, somos especialistas en todas las razas caninas y conocemos los síntomas generados por la alergia en perros.

Cómo afecta la alergia a mi perro?

Esta enfermedad afecta en gran medida al bienestar del perro y de las personas que conviven con él.

Y aunque no se cura, podemos minimizar los síntomas y mejorar la calidad de vida del animal.

Debe ser diagnosticada correctamente ya que hay otras enfermedades que causan picor y problemas en la piel.

Así será el dermatólogo quien a partir de la anamnesis, la historia clínica, los síntomas y las pruebas dermatológicas, te dirá el diagnóstico.

Es decir, te dirá si realmente tienes un perro atópico y cuál es el tratamiento que mejor se adapta a él.

Para ello es necesario que te dirijas a un buen centro especializado, como nuestro hospital veterinario.

¡Ya que será lo más parecido a una mutua para perros y gatos que encontrarás!

Recomendaciones para los propietarios de perros alérgicos al polen

Desde tu hospital veterinario queremos hacerte algunas recomendaciones para cuidar de tu perro con alergia:

  • Evitar el paseo por zonas con césped recién cortado.
  • Cuando se vuelva del paseo, pasar un paño húmedo o utilizar las espumas en seco para eliminar los alérgenos.
  • Bañar a menudo al perro con champús específicos (preguntar a su dermatólogo para la frecuencia de los baños y el champú más adecuado).
  • Evitar el paseo a las horas de mayor polinización (primeras y últimas horas del día).
  • En el paseo, evitar zonas con mucha vegetación, sobre todo si el día es caluroso y hace mucho viento.
  • Cerrar las ventanas del coche en caso de viaje.
  • Ventilar la casa en las horas centrales del día o por la noche, o evitar que el perro esté presente en la habitación que se ventila.

Finalmente, como hemos dicho antes, será importante que acuda a su especialista en dermatología y sea diagnosticado profesionalmente.

En estas épocas de primavera los temas que más tratamos son las alergias y la muda en las mascotas.

Así que si necesitas asesoramiento sobre estos, o cualquier otro tema, no dudes en ponerte en contacto con nosotros!